domingo, 30 de noviembre de 2014

Avisos parroquiales

1.- Próximas las fiestas navideñas, nos disponemos a preparar el Belén. Comenzamos el lunes día 1 a las 16:30. Las personas que quieran colaborar deberán presentarse mañana a las 4:30 de la tarde.

2.-Desde el lunes, día 1,  hasta el 19 de diciembre será la recogida de alimentos para la Campaña de Navidad. El horario es de lunes a viernes, de 5 a 8 de la noche.

3.-Desde el lunes 1 hasta el 30 de diciembre será la recogida de alimentos para la Campaña de Navidad. El horario es de lunes a viernes, de 5 a 8 de la noche.

4-Los días 9 y 10 será la recogida de materiales para el Mercadillo Solidario, de 5 a 8 de la noche. El mercadillo, este año, será los días 13 y 14 de diciembre. Estará organizado, como es costumbre, por la Escuela de Padres.

5.-Las personas que deseen comprar lotería de la parroquia pueden hacerlo en el despacho parroquial.

jueves, 27 de noviembre de 2014

“Escupir sangre”: “Fantasías” (animadas de ayer y de hoy) sobre el Oleoducto Nor-peruano

Manolo Berjón
Miguel Ángel Cadenas
Parroquia Santa Rita de Castilla
Río Marañón


-          Veo, veo
-          ¿Qué ves?
-          Una cosita.
-          ¿Y qué cosita es?
-          Empieza por la O, qué será, qué será, qué será…
-          [Oleoducto Nor-peruano].


SAN PEDRO: “ESCUPIR SANGRE”

San Pedro es una comunidad nativa kukama situada en la margen izquierda del Marañón, en el distrito de Urarinas, provincia y región Loreto. La comunidad está integrada en ACODECOSPAT (Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca). El 13 de noviembre de 2014 se produjo otro derrame de petróleo, aproximadamente en el km. 20 del Oleoducto Nor-peruano, de 7.500 barriles.[1] (Asimismo noviembre 2014, acumula otro derrame más en este mismo Oleoducto: en el km 622,5, distrito de Pomahuaca, provincia de Jaén, departamento de Cajamarca, que fluye hasta el río Huancabamba). Deben ser los compromisos climáticos para la COP 20.


© Parroquia Santa Rita de Castilla, 2014

Visitamos San Pedro. Nuestra impresión es que no hemos aprendido nada del derrame de Cuninico. Las mismas fallas estructurales se están haciendo presentes en San Pedro. Lenta y pausadamente, como un perezoso, se han comenzado las tareas de limpieza. Tres comuneros de Cuninico han tenido que ser evacuados de la zona del derrame en San Pedro. Y de San Pedro, dos personas “han sido devueltas a la comunidad”: el jueves 19 de noviembre, uno de ellos fue transportado en helicóptero a San José de Saramuro y de ahí llegó a San Pedro. El viernes 20 de noviembre, a las 4:00 p.m., este comunero “escupe sangre vivita”. Se sentía mareado y el cuadro era desolador. Fue evacuado al Centro de Salud de Maypuco, donde lo internaron. Los medicamentos y gastos de salud corren por su cuenta. La impotencia y la rabia no son buenas compañeras, pero aparecen de manera inesperada.

El viernes 20 de noviembre, en horas de la mañana, aterriza un helicóptero en el campo de fútbol de San Pedro. Baja un hombre y se va a su casa. Está viniendo con vómito y diarrea y le han dicho que descanse unos días. No quería conversar. Temen represalias: quien habla ya no será contratado en la limpieza del derrame. Necesitan el dinero y, empresas inescrupulosas, se aprovechan de su ingenuidad y desconocimiento. Insistimos, no hemos aprendido nada. En el derrame de Cuninico se cometieron desaciertos, por decirlo respetuosamente, con el personal contratado. Ahora igual, el Ministerio de Trabajo no está presente, pese a que parece ser una lógica dada la improvisación con que se actúa. Desde luego, los planes de contingencia dejan mucho que desear. Los comentarios de la población son demoledores: a los trabajadores en la zona del derrame en San Pedro no les dan agua potable, mientras los “ingenieros” tienen su botella de agua en la mano. Las asimetrías de poder están tan arraigadas que ni nos damos cuenta. “¿Cuándo te vimos con… sed y te dimos de beber…? (Mt 25, 31-46). Nos dirán que a estas alturas ya está solucionado. ¿Y la primera semana? Insistimos: los planes de contingencia y de atención no funcionan.


© Gilter Yuyarima, 2014

Necesitamos personal del Ministerio de Salud que certifique lo que está sucediendo, no un doctor de Petroperú. Aunque ya sabemos que hay presiones económicas y políticas que tampoco garantizarían imparcialidad, no somos ingenuos. Recordamos que durante el derrame de petróleo de 2010 Pluspetrol infiltró un doctor en el Centro de Salud de Santa Rita de Castilla, en connivencia con la DIRESA (Dirección Regional de Salud), para atender a todos los afectados. La conclusión fue muy simple: no dejaron constancia de los pacientes tratados. Se evaporaron las pruebas.

Escuchamos una retahíla de Petroperú que nos hace recordar formas clásicas de meditación: repetir una serie de palabras durante cierto tiempo. La mayoría de los icaros son reiterativos, algunos cristianos rezamos letanías o el rosario, los budistas poseen mantras… Cuando una persona, por propia convicción, realiza este tipo de actividades es para introducirse en una “tradición espiritual”. Pero, en ocasiones, el poder también repite insistentemente lo mismo. En el caso del oleoducto nos remachan: el derrame está dentro del canal del oleoducto, no ha salido de ahí. Cualquiera que haya escuchado hablar de los ecosistemas comprenderá que eso no es cierto. Los peces, por poner un único ejemplo, no piden permiso a Petroperú para habitar en el cavado del Oleoducto y salir a las quebradas, cochas y al río. Simplemente habitan ahí. Y la conexión oleoducto, quebradas, cochas y río es intensa, sobre todo en creciente, como no podía ser de otra manera. No repitan lo mismo, por favor. Ustedes, cuando defienden su posición, no están recitando un icaro, ni el rosario, ni un mantra, sus argumentos no forman parte de una tradición espiritual sino de un entramado político-económico. A cada uno lo suyo.


CUNINICO: UNA VISITA GUIADA “CON OLOR A ORANGE”

Hemos realizado una visita más a la comunidad de Cuninico. Recordarán que en el mes de junio 2014 hubo un derrame en esta quebrada por la ruptura del Oleoducto Nor-peruano. Las autoridades insisten en que ya están por salir de la zona, dando por finalizado el trabajo realizado. Sin embargo, insistimos, a nuestro parecer, no está todo limpio. Y menos remediado. En la visita que realizamos con las autoridades de la comunidad de Cuninico tuvimos la oportunidad, nuevamente, de acercarnos a la zona del derrame. A la entrada de la quebrada, para llegar al Oleoducto, personal de Petroperú nos ofrecieron una gaseosa y un casco, “por seguridad”. En tono muy amable pretendieron hacernos “una visita guiada”. Pero no somos turistas ni necesitamos su guía. Durante el trayecto en varias oportunidades el personal de Petroperú y Lamor insistían en sus argumentos. Mientras transitábamos por el itinerario un “delicioso olor a orange”, cual perfume placentero, desataba los comentarios en voz baja de los comuneros que nos acompañaban y eran conocedores por haber trabajado en la limpieza: “esos polvos hacen sumir al petróleo”. En una de esas paradas para la explicación del guía se levantó una pequeña polémica en torno al mantenimiento del oleoducto. Una respuesta siempre evasiva y superficial por parte de Petroperú ante la insistente pregunta de una periodista que tensó los ánimos. Posteriormente surgió: ¿es usted “padre”? Sí, lo somos. Y acompañamos a la gente de nuestra parroquia ante un derrame que, desde el principio, Petroperú quiso ocultar y, a pesar de los esfuerzos que ha realizado, no estamos satisfechos con la gestión del mismo, ni de lejos. Todavía hay mucho que limpiar, por más ministros que les visiten. Pero además les queda la remediación. Algo que nunca harán. Estamos cansados de sus comentarios. La “visita guiada” pretendía que no diéramos la vuelta por determinado lugar, pero las autoridades de la comunidad nos querían llevar por ahí. Por supuesto, hicimos caso a nuestros “guías privilegiados”: autoridades y comuneros de Cuninico.


© ACODECOSPAT, noviembre 2014

Personal de Petroperú deslizó, en dos ocasiones, durante nuestra “visita guiada”, un comentario sobre la “privatización de Petroperú”. Nosotros no entramos en eso, esa disputa nos es ajena. Sólo queremos seguridad para nuestra gente, nada más. Sólo constatamos nuestro malestar por los continuos derrames en el Oleoducto Nor-peruano.

En la controversia surgió la inquietud por la verdad. Nosotros no poseemos la verdad, aunque la buscamos. Afirmar lo contrario es ingenuo. Pero nos remitimos a una cuestión clásica: “¿qué es la verdad?” (Jn 18, 38). Una pregunta que hace Pilato poco antes de permitir que cuelguen a Jesús en la cruz. Una pregunta incómoda que no es respondida inmediatamente, sino que se percibe a lo largo de la actuación de Dios. Porque Dios no está con Pilato, sino con Jesús, en la cruz y en la resurrección. En otras palabras, allá donde hay sufrimiento injusto, y en Cuninico hay de sobra, el Dios cristiano acompaña a los que lo sufren. Las víctimas tienen la verdad, y nosotros tratamos de acercarnos a ella, con nuestras limitaciones. De esta manera se produce lo que los teólogos llaman la “presencia de un deus inversus” que se hace vigente en una doble ausencia: en el dolor, la miseria, dependencia y marginación de los excluidos y la invocación del nombre de Dios en vano pero ausente en la práctica de la vida diaria.


© Parroquia Santa Rita de Castilla, octubre 2014

En el acompañamiento a la gente de la comunidad de Cuninico surgió una inquietante línea de investigación: “neuritis química”. “No me querían decir para no asustarme”, afirmaba resignadamente el enfermo, quien no comprendía el significado de esas palabras mágicas. El afectado lo describía como “adormecimiento de las piernas, debilidad y dolor de huesos”. Otras personas describían los mismos síntomas, pero también desconocían el nombre. Todos habían trabajado en la recuperación del crudo. Lo más fácil es cuestionar al personal de salud de Petroperú que deslizó las palabras mágicas pensando que nadie entendería. Pero despacio, no nos apresuremos: no hay nada por escrito, fue un simple comentario, nadie se atreverá a decir en voz alta lo que han dicho en voz baja, nadie. ¿Una persona que desconoce el significado de “neuritis química” se lo va a inventar? Si, como afirma este paciente, se lo comentó el personal sanitario de Petroperú, ¿no habrá este personal conversado con sus jefes la situación real? Hay que investigar antes de buscar culpables del desliz informativo. En realidad, el problema es mucho más grave: ¿es posible que Petroperú sepa y no haga nada al respecto? Dicen que ya están por retirarse, ahí quedarán los enfermos. Coincidimos que Petroperú no debe atender a los enfermos, debe ser el Ministerio de Salud, pero deben padecer sordera crónica. Son cómplices de un entramado político económico donde la vida de la gente sencilla no parece contar. ¿Qué pasará con estos enfermos? ¿El Estado se encargará de ellos? No haría falta decirlo, pero repitámoslo una vez más: Cuninico sufre un espantoso derrame de crudo, la población local trabaja en condiciones insalubres, sobre todo los primeros días, algunas personas describen los mismos síntomas del paciente que conoce las palabras mágicas, “neuritis química”, el Estado se desentiende de ellos: “fantasías animadas de ayer y de hoy”.

Existen muchos más datos, pero esta vez hay más gente que puede dar testimonio y lo harán. Así que basta por hoy. Para concluir recordamos que la falta de mantenimiento del Oleoducto Nor-peruano acarrea estas consecuencias. Nos parece que Petroperú prefiere pagar los costos monetarios (en su economía parecen evaporarse las personas y el medio ambiente) de las reparaciones del Oleoducto que construir uno nuevo que se adecue a las normas peruanas: sin tocar agua ni tierra, como sucede ahora. Si la bonanza económica peruana no es aprovechada para cambiar el Oleoducto nos quedan muchos, muchos derrames que sufrir, como si no fueran suficientes los ya habidos. 




[1] El barril de petróleo cuenta con 42 galones estadounidenses; es decir, aproximadamente 159 litros. El derrame de la comunidad nativa de San Pedro cuenta con un total de 7.500 barriles, es decir, de aproximadamente 1.192.500 litros (un millón ciento noventa y dos mil quinientos litros) de petróleo.

martes, 25 de noviembre de 2014

DECÁLOGO DE PEDAGOGÍA AGUSTINIANA

San Agustín

A.- DIRECTRICES

1.       INTERIORIDAD
En todo lo que comprendemos no consultamos a las palabras que resuenan en el cielo, sino a la verdad que reside en la mente, si bien las palabras externas nos sirven de estímulo.  De mag. 11,33
2.       LA VERDAD ES PARTICIPATIVA
En la escuela del Señor todos somos condiscípulos. Serm. 242, 1
No hablo como un maestro, sino como un ministro. Porque no hablo a discípulos, sino a condiscípulos, no a siervos, sino a consiervos. Hay un solo Maestro cuya escuela está en la tierra y cuya cátedra está en el cielo. Serm. 292, 1, 1.
3.       OBJETIVO: FORMAR AL HOMBRE
Los conocimientos que se imparten son como andamiaje que ayuda a construir el edificio del amor  y de la sabiduría, edificio que durará por siempre, incluso cuando los conocimientos hayan sido olvidados. Epíst. 55, 21, 39
La función del maestro es desarrollar un acercamiento gradual del alumno a la verdad. Sin un plan cuidadoso y progresivo solo por carambola puede lograrse del éxito. Sol. 1, 23
4.       CAPACIDAD DE ADAPTACIÓN
Ya lo dijo el orador romano: hay que tratar las cosas sencillas con sencillez, para instrucción del oyente; las cosas normales con normalidad, para delectación del oyente; y las cosas importantes con solemnidad, para sumisión del oyente. De doc. Christ. 4, 17, 34
5.       AUTORIDAD Y DISCIPLINA
Al principio, el alumno esun mero seguidor, guiado y servido por la autoridad, pero, poco a poco, se convierte en su propio guía. Cuanto más maduro y personal llegue a ser, tanto más crecerá en conocimiento y en sabiduría. De ord. 2, 26
B. LÍNEAS OPERATIVAS
6.   PREPARACIÓN TÉCNICA
- En tanto soy un buen maestro, en cuanto sigo siendo un alumno. Serm. 244,2
- Cuando se trata de aprender, no hay viejos ni jóvenes. Es cierto que los ancianos debieran estar enseñando más que aprendiendo, pero es preferible que se dediquen a aprender, cuando tratan de enseñar lo que no saben. Epíst 166, 1, 1.     
-Aprende a ignorar, si quieres llegar a saber. De an. et. Eius orig. 4,9,13

7.        EL AMOR, FACTOR PRIMORDIAL
-Muchos enseñan la verdad sin vocación y sin pizca de honradez. La venden en el   mercado público y al mejor postor. ¿A cambio de qué? De las comodidades de este mundo. In ps. 11, 7
-Cuanto más amemos a nuestros alumnos, tanto más desearemos que aprovechen nuestras explicaciones y, en consecuencia, tanto más empeño pondremos en enseñarles lo que necesitan. De cat. Rud. 10, 14

8.       CLIMA DE AMABILIDAD Y COMPRENSIÓN
-Cuando el alumno es torpe para aprender, hay que armarse de misericordia y de paciencia. Pero, sobre todo, hay que hablar más a Dios de él, que a él de Dios. De cat. Rud. 13, 18
-Es de capital importancia que el maestro cumpla su misión con entrega y alegría. Cuanto más lo consiga, tanto más atractivas se harán sus enseñanzas. De cat rud. 2, 4
-Enseña con alegría. La tristeza ensombrece el ambiente y marchita el frescor de las palabras. De cat. Rud. 10, 14

9.       OPTIMISMO Y ESPERANZA
-La buena conducta de quien ejerce la autoridad es la mejor y más eficaz corroboración de las verdades que enseña (De ord. 2, 27)

10.   EL BUEN AMIGO: LA MEJOR LECCIÓN
-Quiéranlo o no, los maestros se ofrecen en imitación a sus alumnos. Esto es, en esencia, lo que se llama enseñanza. De mus. 1, 6
-Hay maestros que son como piedras millares: muestran el camino a los demás, pero ellos se quedan parados. Serm. 119, 2
-Si no eres capaz de hablar sabiamente, procura, al menos, que tu vida sea una lección. Haz que tu forma de vivir sea un elocuente discurso. De doc. Christ. 4, 29, 61


               

lunes, 24 de noviembre de 2014

Bto Federico de Ratisbona (29 de noviembre)

Rudolph Arbesmann ( O.S.A.)

Nació en Ratisbona (Alemania). Sus padres pertenecían a la clase media. Entró como hermano no clérigo en el convento de los agustinos, y sirvió a la comunidad como carpintero, con el encargo de proveer a la casa la leña necesaria para el uso cotidiano. Un modesto trabajo llevado a cabo durante años unido a una profunda vida de oración. Pronto fue apreciado por su religiosidad, por su humildad y por su ardiente devoción ala Eucaristía. Murió el 29 de noviembre de 1329.
Poco se sabe de su vida. Conocemos, eso sí, algunas relaciones legendarias, como las aparecidas al inicio de este siglo, provenientes de un manuscrito existente en la biblioteca del capítulo metropolitano de Praga. El autor, prior de Ratisbona y cronista de la Orden a principios del siglo XVI, recoge tradiciones orales, preferentemente las ya propuestas en el retrato historiado que uno de sus inmediatos predecesores al frente de la comunidad ratisbonense, había seleccionado para decorar con ellas la tumba de Federico. Entre ellas, la más conocida, narra cómo un día en que no pudo asistir a la misa, en el mismo lugar donde se encontraba trabajando, recibió la comunión de manos de un ángel.
El colorido con el que se presentan estos hechos históricos, en conformidad con los gustos de aquel tiempo, hace que tales relatos sean vistos hoy con reservas, incluso con rechazo. Pero hay que tener en cuenta que al narrador medieval, más que la misma vida de los santos, le interesaba mostrar su testimonio y la confirmación y reconocimiento divino de su santidad mediante el milagro. Su intención era la de representar ejemplos de virtud e ideales religiosos que animaran a seguirlos. Episodios como el expuesto atestiguan la devoción eucarística de nuestro beato y prueban el profundo efecto producido entre sus contemporáneos y la continuidad de la piadosa memoria de que fue objeto a lo largo de los siglos.
Los esfuerzos del siervo de Dios, P. Pío Keller, lograron su cometido cuando, el 12 de mayo de 1909, el papa Pío X ratificó el ininterrumpido culto que Federico había gozado y lo proclamó beato.

domingo, 23 de noviembre de 2014

Avisos Parroquiales

1.- La colecta del domingo pasado para la Iglesia Diocesana ascendió a 1441,42 €. Ya está depositada en el Obispado de Getafe. Gracias por vuestra generosidad.
  
2.- El próximo domingo día 30 habrá CAMPAMENTO URBANO, desde las 16:00 hasta las 19:30 horas. Pueden matricular a los niños durante toda la semana, en las horas de despacho.

3.-Esta tarde, a las 18:00, tendremos CINE FORUM presentado y coordinado por los jóvenes de la Parroquia. Están todos invitados.
Es un acto de gran interés.

4-Las personas que deseen comprar lotería de la parroquia pueden hacerlo en el despacho parroquial.

viernes, 21 de noviembre de 2014

Otro derrame “gracias” a Petroperú

P. Miguel Ángel Cadenas
P. Manolo Berjón


Un nuevo derrame de petróleo ha ocurrido, posiblemente, el sábado 15 de noviembre de 2014, a 4 km de la comunidad nativa kukama de San Pedro, distrito de Urarinas, provincia y región Loreto-Nauta. Dicho derrame se ha provocado por la rotura del Oleoducto Norperuano. Petroperú afirma en un comunicado (16/Nov/2014) que en la “zona agreste y de difícil acceso” se ha activado el Plan de Contingencia, es decir, NADA. Por otra este aviso ha sido hecho después de que se supiera por otros medios.


Al darse dicha perdida del petróleo en el mes de noviembre, época en que se inicia la creciente del río hasta el mes de mayo, no solo creemos, sino afirmamos con toda seguridad, que es más grave que el último derrame acaecido en mayo en Cuninico.

La rotura del oleoducto acaeció hacia el kilómetro 20 desde la comunidad nativa kukama de San José de Saramuro. ¿Cómo sucedió?

-Oleoducto viejo: cerca de cuarenta años
-Está gran parte del año debajo del agua.
-El presupuesto para el mantenimiento del oleoducto es mínimo.

Nos vendrán a decir que el bombeo “se encontraba suspendido desde [… el] 13 de noviembre” bla, bla, bla.

Petroperú es una tremenda máquina de hacer dólares (para ellos mismos, por supuesto) y tremendamente oxidada para las poblaciones indígenas.


P. Miguel Ángel Cadenas
P. Manolo Berjón
Parroquia Santa Rita de Castilla
Río Marañon

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Estado de ingresos y gastos de la diócesis de Getafe. Año 2013

Ingresos
16 774 461,83 €

Aportaciones de los fieles (Colectas, suscripciones, donativos, colectas para instituciones de la Iglesia, otros ingresos de los fieles)
6 631 691,87 €
39,53 %
Asignación tributaria (F. C. I.) Asignación tributaria IRPF, otras aportaciones CEE, otras aportaciones del fondo común)
4 346 410,25 €
25,91 %
Patrimonio y otras actividades (Alquileres inmuebles, financieros, actividades económicas)
1 267 666,92 €
7,56 %
Otros ingresos corrientes (Ingresos por servicios, subvenciones públicas corrientes)
4 528 692,79 €
27,00  %


Gastos
16 774 461,83 €

Acciones pastorales (Actividades pastorales, actividades asistenciales, ayuda a la Iglesia universal, otras entregas a instituciones diocesanas
4 963 352,55 €
38,42 %
Retribución del clero (Sueldos sacerdotales y religiosos, Seguridad Social y otras prestaciones sociales)
2 860 380,45 €
22,14 %
Retribución del personal seglar (Salarios, Seguridad Social)
1 574 882,81 €
12,19 %
Aportación a los centros de formación
150 000 €
1,16 %
Conservación de edificios y gastos de funcionamiento (Templos, centros parroquiales, etc.)
3 368 886,32 €
26,08 %
Gastos extraordinarios (Nuevos templos, otros gastos extraordinarios)
2 529 501,62 €

Capacidad de financiación
1 327 458,08 €